Badges y certificados digitales en la educación

Estamos acostumbrados a que cuando terminamos una formación sea el único momento donde se nos entrega un diploma. Este diploma certifica que hemos pasado satisfactoriamente el curso y se trata de una cartulina con todos los datos tanto del alumno, como del centro y sus representantes.

En plena era digital, no tiene ningún sentido seguir emitiendo este tipo de certificados. Los alumnos ya no piden el título físico, solo de manera digital y aquí entra la tecnología blockchain.

Credenciales digitales vs diplomas tradicionales

Los títulos tradicionales, tanto en papel como en formato digital, tienen varias carencias; Se pueden falsificar con cierta facilidad, una vez se extravían se tiene que volver a iniciar todo el proceso de emisión, con las cuotas pertinentes, sólo certifican el haber superado el global del curso, etc.

Gracias a la tecnología blockchain utilizada en los certificados digitales, se pueden solucionar la mayoría de estas carencias. Todas las emisiones una vez lanzadas són completamente inmutables, los alumnos reciben sus diplomas digitales de manera completamente gratuita y los guardan en su wallet digital para acceder desde donde quieran y cuando quieran. 

También te permiten explorar distintas maneras de estructurar tus formaciones, orientarlas a poner en valor los conocimientos del estudiantes y, al final, empoderarnos para que puedan certificar sus conocimientos en el mundo profesional. 

Los badges digitales, són medallas digitales que puedes utilizar durante tus formaciones para premiar a los estudiantes que consigan una nota mínima, que superen alguna parte de la formación o participen en algún seminario. Grácias a estos badges, que también se guardaran en sus wallets digitales, tus estudiantes podrán poner en valor sus aptitudes y habilidades.

Nuevos cursos

Implementando los badges digitales en tus formaciones te permite estructurar tus formaciones en itinerarios educativos. Un itinerario educativo es simplemente estructurar la formación por partes o módulos y al terminar cada una de estas partes se le otorga un badges al alumno, certificando que ha superado esa parte en concreto. Se van consiguiendo badges a lo largo del curso hasta que se consiguen todos y se hace entrega del diploma digital que certifica la superación del curso. 

De esta manera puedes utilizar técnicas modernas para diseñar tus cursos; es imprescindible innovar, diferenciarte de tu competencia y mantener a tus alumnos motivados. Un ejemplo es la gamificación, técnica que utiliza mecánicas de los juegos (niveles, desafíos, obtención de puntos…) en las formaciones. 

La educación es un sector con cada vez más competencia, las formaciones a distancia son cada día más importantes y es muy complicado poder diferenciarse. 

Las credenciales digitales en blockchain proporcionan al centro todas las herramientas para innovar, certificar los conocimientos de los alumnos y diferenciarse aportando valor añadido a los centros.